¡Hola hidromieleros! En anteriores entregas hemos navegado por distintos aspectos importantes de este manjar nórdico como su proceso de preparación, tipos y propiedades, pero no nos hemos centrado en lo que convierte a esta bebida en algo tan único: el sabor del hidromiel.

Muchas personas suelen prejuzgar el sabor del hidromiel por la sencillez de sus tres ingredientes base. ¡No te dejes engañar! La versatilidad de esta bebida ha logrado dejar una huella imborrable en los laureles de la historia, no por nada se ha mantenido hasta nuestros días.

¿Qué sabor tiene el hidromiel?

Como ya sabes el hidromiel es una bebida alcohólica que está elaborada artesanalmente con agua, levadura y miel. Los escépticos dirán que de esa mezcla tan simple solo puede quedar un agua saborizada con miel.

Para aquellos que busquen un agua saborizada deberían enfocarse en la sección de infusiones del supermercado, puesto que las distintas variedades y estilos del hidromiel aportan al paladar todo un viaje de experiencias únicas que te harán disfrutar. Y esto en gran medida se debe a ese proceso tan único de fermentación que surge al combinar diferentes proporciones de esos tres ingredientes en apariencia tan simples.

Aunque sí, el agua, la miel y la levadura pueden ser utilizados para crear un tipo de classic mead, el cual dependiendo del proceso de elaboración puede tender a variar en el paladar, llegando a ser más secos, dulces o con un mayor o menor grado de concentración.

De las cosas simples se logran grandes recetas. Con esos ingredientes base se puede lograr un sabor inolvidable en la bebida. Nuestro Hidromiel Odín es una muestra clara de ello, ya que su preparación y tiempo de fermentación consigue una gasificación similar a la de una cerveza, la cual deja en el paladar unos rastros dulzones con notas algo cítricas y afrutadas sin llegar a tener en su mezcla ni una sola fruta. Esto es, porque dependiendo del tipo de floración, la cepa de levadura, la temperatura en los procesos y otros múltiples factores, sus sabores pueden presentar extraordinarias variaciones.

Sin embargo, los productores le han dado a lo largo de la historia tonos distintos a ese sabor tradicional del hidromiel, logrando nuevas variantes originales que también han encantado al mercado mundial.

Hidromiel sabor y estilos

El sabor del hidromiel no se puede definir en uno solo, porque existe una importante cantidad de estilos y tipos de esta bebida en el mercado. Se diferencia del mead tradicional, debido a que se agregan otros ingredientes durante el proceso de fermentación.

Frutas, especies, cereales, botánicos entre otros ingredientes son utilizados por los mejores productores para conseguir una variedad insuperable de esta bebida de dioses.

El sabor de nuestro hidromiel Loki es otra muestra clara de la versatilidad de sabores que se consiguen en las recetas de esta bebida. La intensidad de esta bebida no se queda en su llamativo color rojizo, similar al de los frutos, sino en todo el compendio de sabores que convierten a este hidromiel en merecedora de llevar el nombre de un personaje tan único como Loki, ya que, al igual que el dios, este hechiza el paladar. El cual aparenta llevar fruta, cuando en realidad son los botánicos los que le dan esas características.

Recordemos que este manjar es conocido como la bebida más antigua en el mundo, la cual se remonta a épocas milenarias. Así que, si se ha mantenido por tanto tiempo en el mercado no se debe a la fama de una serie o película particular, ni mucho menos a aquella creencia de que proviene del Valhalla sino por los tonos tan maleables y únicos que se obtienen en las recetas.

¿Con qué maridar el sabor del hidromiel?

sabor-de-la-hidromiel

El volumen de alcohol del hidromiel oscila entre los 2,5 y 16 grados. Todo dependerá del estilo y tipo que vayas a comprar de hidromiel. Y esa concentración se nota en el propio sabor del hidromiel cuando lo degustas con comidas.

Por lo que, las distintas variedades del hidromiel pueden acompañar a muchas de tus comidas favoritas, solo que al igual que un vino hay formas correctas de hacer el maridaje una experiencia inmejorable.

Un hidromiel dulce como Loki, el cual es del estilo Metheglin, caracterizado por usar especies y hierbas con las que logran impulsar el sabor del hidromiel hacia otro nivel, podría ser el acompañante ideal para tomar entre horas o en ocasiones festivas. Pues, el intenso sabor de Loki marida perfectamente con otros sabores igual de intensos como el chocolate en un brownie o con una deliciosa tarta de queso.

En cambio, si estás buscando maridar un sabor tradicional como Odín esta a diferencia de Loki no combina con los sabores tan dulzones de los postres, sino que sirve como un acompañante digno de quesos azules grasos untados en pan tostado con pasas. Ya que el sabor de la miel con alto polínico en tomillo será el acompañante perfecto para quesos de tipo Cabrales.

También el sabor del hidromiel Odín te puede servir a la hora de estar cocinando algún tipo de salsa con toque dulces para una carne, pescado o pollo, de tal manera que si se te acabó el vino de cocina tienes la alternativa de utilizar este manjar.

Si te interesa conocer cuál es el sabor del hidromiel, anímate a probar alguno de nuestros packs, los cuales te ofrecen la mejor calidad, buen precio y un viaje de sensaciones que serán difíciles de olvidar en tu paladar.

¡Skol!