Saludos hidromieleros!  Tenemos una nueva entrada y va dirigida a todos quienes os interesa la historia del hidromiel.

Normalmente cuando hablamos de hidromiel automáticamente lo relacionamos a los vikingos y no es de extrañar pues fueron unos grandes exportadores de hidromiel, aunque posiblemente se llevaban más cosas que las que dejaban allá donde iban.

El hidromiel es posiblemente la primera bebida alcohólica a la que la humanidad tuvo acceso, así pues, estamos orgullosos de ser productores de la primera bebida que nos lleva tumbando desde tiempos inmemorables, más antigua incluso que el vino o la cerveza como defienden algunos.

Existen datos de que entorno al año 5.000 a.C. ya en Israel se practicaba la apicultura y otros lugares como Egipto o Grecia, incluso de la mano del propio Aristóteles hay un estudio de la colmena y la abeja en su obra llamada Historia de los animales.

Pero aquí en España también tenemos ciertos datos acerca del valeroso pueblo celta, el historiador Diodoro Sículo nacido en el 90 a.C. ya decía de ellos que eran unos grandes bebedores de hidromiel. Pero el cultivo de la uva eclipsó con el tiempo la producción de hidromiel debido a las ventajas de la elaboración del vino ya que es mucho más fácil obtener grandes cantidades de uva y mucho más cómodo que tener que lidiar con un enjambre de abejas para conseguir recolectar la miel.

Pues sí, llevamos el hidromiel en la sangre y es una lástima que no sepamos un poco más de esta bebida, nosotros desde aquí intentaremos acercaros cada semana un poquito más sobre cuanto rodea esta bebida y desde nuestra empresa intentaremos mantener con vida esta antiguo brebaje mitológico.

¡SKOL!