¡Hola hidromieleros! Mañana 14 de Febrero es San Valentín y seguramente que muchos de vosotros y de vosotras tengáis un ratito moñas con vuestras parejas, el resto seguramente tengamos más hidromiel en el gaznate. Pero además de llevaros hidromiel os traemos conocimiento y por ello os vamos a hablar del dios nórdico más relacionado con San Valentín que puede haber.

En el panteón de dioses nórdicos había uno hijo de Odín que nació sencillamente para vengar la muerte de su hermano y es que algún día os contaremos la liadita que hizo Loki mediante el dios ciego Hödr para matar al gran dios Balder, hijo de Odín. Tras la muerte de Balder se dice que Odín junto con la giganta Rind tuvieron un hijo el cual era Vali y este creció en un suspiro y aunque os parezca extraño, realmente alcanzo su madurez así de rápido. Conforme creció no se lo pensó dos veces y de un flechazo mató al dios ciego Hödr, desde luego que esto no se lo vio venir. Además de esto Vali es un dios importante porque es uno de los pocos dioses supervivientes al Ragnarok.

Vali era considerado el dios arquero por excelencia y a su vez también el dios de la luz eterna.

Por esta razón, su mes en el calendario noruego se designa con la señal del arco y se le denomina Liosberi, el portador de luz. Ya que se sitúa entre mediados de enero y de febrero.

Los primeros cristianos le dedicaron este mes a San Valentín, que también era un gran arquero y al igual que Vali, era el heraldo de días más brillantes, el despertador de sentimientos tiernos y el patrono de todos los amantes.

Menudas cositas más bonitas os contamos, esperamos que os haya gustado esta entrada.

Sköl!